JustToThePoint English Website Version
JustToThePoint en español
JustToThePoint in Thai

Tratando con personas difíciles

Estoy agradecido por todas aquellas personas difíciles que me he cruzado en la vida; me han enseñado exactamente quien no quiero ser, Anónimo.

¿Qué hacer con la gente difícil?

Todos conocemos a personas difíciles y complicadas, que son para darles de comer aparte, que nos ponen de los nervios y que desesperan al más pintado. Personas violentas, quisquillosas, perfeccionistas, impacientes, orgullosas, egoístas, etc. que no paran de ponernos en evidencia delante de todo el mundo, que dudan y cuestionan mil y un detalles de nuestra conducta, trabajo y/o forma de ser.

Ya sabemos a qué nos referimos, la pregunta clave ahora es: ¿Qué hacemos con ellos?

Es terriblemente imprescindible que partamos de la siguiente regla: La persona no va a cambiar. Te lo repito, tenlo claro, no le vas a cambiar. ¡Acéptalo!

Hay una cosa que está clara, no debemos ponernos nunca en su mismo nivel o entrar a la guerra abierta contra ellos. Hay un viejo dicho que lo simplifica muy llana y claramente: “Dos no se pelean si uno no quiere”. En una guerra sin cuartel, a muerte, todos pierden pero quizás tu más que ellos, pues estos individuos están acostumbrados a lidiar en este tipo de batallas, se enfrentan constantemente a otras personas, están en su salsa, mientras que tu seguramente te encuentras en una zona incómoda, desconocida y hostil donde típicamente saldrás mal parado: ¡Incluso aunque tuvieras razón! Si te encuentras en esta situación, donde no controlas, sal, retírate, pues “mejor es una retirada honrosa a tiempo que una derrota”.

Es infinitamente más productivo aprender a interactuar con ellos. Además, considera que todos somos un poco difíciles o, al menos, pasamos por altos y bajos, por rachas donde el trato con nosotros se vuelve más complicado, por lo que aprender a tratar con personas difíciles o que atraviesan por momentos complicados, se convierte en fundamental. Existen dos estrategias básicas: la primera es mantener la calma, no perder los papeles; la segunda, es escucharles con atención y empatía pues muchas veces, detrás de un estilo de comunicación y comportamiento completamente inadecuados, se esconden argumentos sólidos y racionales, nuevas ideas que pueden ser valiosas, alguien que quiere decirnos algo, que quiere que comprendamos lo importante que es para él o ella el problema, la situación o las razones que nos presenta.

En algunos casos, necesitaremos dar un paso más y hacer algo al respecto. Entonces, asegúrate de que la propuesta que le plantees tiene presente y ha tomado en debida consideración sus ideas, opiniones, pensamientos e inquietudes, lo que te acaba de decir. Si lo haces de este modo, le demuestras que valoras como muy importante lo que él tiene que aportar a la solución del problema o conflicto. ¡Ciertamente lo es!

Además, el propósito de tu respuesta no debe ser nunca la crítica destructiva, encontrar un culpable, se trata de buscar soluciones, abrir puentes de diálogo y negociación. Así pues, demuéstrale que trabajando juntos cooperativamente, buscando acuerdos, ambos saldréis ganando, así como, comprométete en la resolución de lo que propongáis para que no se quede en palabras bonitas y vacías que se las lleva el viento, en agua de borrajas. Tus palabras deben ser seguidas por acciones que demuestren tu integridad personal y profesionalidad y consigan solucionar o, al menos, paliar el problema.

Bitcoin donation

JustToThePoint Copyright © 2011 - 2022 Anawim. ALL RIGHTS RESERVED. Bilingual e-books, articles, and videos to help your child and your entire family succeed, develop a healthy lifestyle, and have a lot of fun.

This website uses cookies to improve your navigation experience.
By continuing, you are consenting to our use of cookies, in accordance with our Cookies Policy and Website Terms and Conditions of use.